La vuelta de los sueños.

La gente anda por ahí cumpliendo sueños. 

Una de las instancias con las que más aprendí en estos últimos años no ha sido una experiencia puntual o simple acontecimiento, sino que correponde a una serie de eventos no tan conectados entre sí, separados en el tiempo y en distintos rubros. Simplemente fue haber entendido mi versión de cómo funciona una parte de la vida. Esto significa que en algunas cosas, pude “darle una vuelta”. Uno sueña con algo, se lo imagina, lo proyecta, casi teniendole miedo cuando lo visualiza. Siembra la idea. Intenta comenzar, pero todavía está atado por un hilo, que nos da la sensación que no lo vamos a poder hacer, y que parece que son sogas que te inmovilizan. Da el primer paso y avanza 10 cm. Despues pasa el tiempo, caminas, corres, volás, te caes, arrancas de nuevo, retrocedes, volves a sumar. Toda esa inercia te hace olvidar cuál había sido el sueño inicial. Pasan muchas cosas al medio, hasta que el destino, el universo, Dios, la suerte, o quien sea que creas, hace que estés cumpliendo el sueño que proyectaste tiempo atrás. Y listo, cumpliste un sueño, diste una vuelta.

Yo creo que todo lo que pasa en el medio es lo que hace que uno de una vuelta más rápido o no. Yo cumplí varios sueños, di varias vueltas con distintas cosas y aprendí un poquito.

Como dice Steve Jobs, uno puede conectar los puntos cuando mira hacia atrás, no se pueden conectar los puntos para adelante.

Yo pienso que esto se aplica a todos, pero se que no todos lo entienden de la misma forma. Hay algunas personas que menosprecian sus sueños, algunos sueñan pero no lo proyectan, mucha gente se queda atada con un hilo pensando que están inmovilizados, y en mi opinion hay mucha gente que se pierde en lo que pasa en el medio. Se hace muy larga la vuelta y no llegan a terminarla.

El mapa que yo uso para no perderme en el medio es relativamente simple. Aprendí que si uno trabaja mucho, se rodea de las personas adecuadas, ayuda a los demás cada vez que pueda, no pierde el entusiasmo, resiste los golpes y le dice NO a ciertas cosas; la vuelta se da más rápido.

Es una maratón. Trabajar por un sueño es un gran sacrificio.

Finalmente, hay que detenerse a disfrutar de los sueños que se cumplen, poner todo en perspectiva y agradecer por lo ocurrido. Eso cierra el ciclo, sino lo entendemos como cumplido y agradecemos por eso, no está totalmente cumplido.

578099_3992560453508_100359374_n

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s